Marketing Digital

Marketing ágil: Un nuevo enfoque de la planificación y la ejecución

El marketing ágil se está convirtiendo rápidamente en la nueva norma en todo el panorama digital. Aunque en su día fue una práctica de nicho adoptada por unos pocos profesionales del marketing digital con visión de futuro, ahora el marketing ágil se ha infiltrado en casi todos los ámbitos del marketing digital y de marca.

El marketing ágil es un enfoque iterativo de la planificación y ejecución de las actividades de marketing que permite responder rápidamente a las necesidades y preferencias cambiantes de los clientes, en lugar de trabajar con un enfoque más tradicional en cascada en el que se planifica todo el calendario de marketing con meses de antelación. Los lectores comprenderán lo que significa operar como un comercializador ágil, los beneficios que resultan de operar como tal, y la mejor manera de adoptar estas prácticas en su propia organización.

¿Qué es el marketing ágil?

En su esencia, el marketing consiste en conectar con los clientes y los clientes potenciales, y luego construir relaciones que sean mutuamente beneficiosas. El marketing ágil es simplemente una forma de organizar tus esfuerzos de marketing digital para que puedas hacerlo de una manera más eficaz y eficiente.

El marketing ágil es un enfoque flexible del marketing que pretende ayudar a los profesionales del marketing a responder rápidamente a las necesidades y preferencias cambiantes de los clientes. Anima a los profesionales del marketing a trabajar en ciclos cortos, probando diversas estrategias de marketing y avanzando rápidamente hacia lo que funciona y alejándose de lo que no funciona.

Los profesionales del marketing que utilizan la metodología del marketing ágil se centran en la consecución de objetivos mediante la creación de estrategias y planes a corto plazo y centrados en objetivos específicos. También utilizan análisis empresariales medibles para seguir y supervisar las campañas y sus resultados.

¿Por qué es importante el marketing ágil?

La transformación digital ha traído algo más que nuevos canales y tecnologías. También ha creado un enfoque completamente nuevo del marketing. Lo digital ha cambiado las reglas del juego al permitir que los clientes pasen de ser receptores pasivos del marketing a convertirse en participantes activos. Están al mando y exigen una gratificación instantánea.

Este cambio en los comportamientos, las expectativas y los patrones de compra de los clientes también ha provocado un cambio en las prácticas de marketing, que ahora adoptan un enfoque ágil. El marketing ágil es un enfoque iterativo de la planificación y ejecución de las actividades de marketing que permite responder rápidamente a las necesidades y preferencias cambiantes de los clientes.

Con un enfoque más tradicional en cascada, los responsables de marketing pasaban meses planificando todo el calendario de marketing para el año siguiente, sólo para descubrir que ya no reflejaba las prioridades y necesidades de la empresa. El marketing ágil, en cambio, permite a los responsables de marketing responder a las necesidades de la empresa y del cliente en tiempo real, en lugar de con meses de antelación.

Beneficios de un enfoque de marketing ágil

– Enfoque: Con un enfoque más tradicional en cascada, es difícil centrarse en lo que más importa. El marketing ágil le permite mantenerse centrado en sus objetivos principales estableciendo indicadores clave de rendimiento para medir el éxito.

Además, puede utilizar el enfoque ágil para priorizar las inversiones digitales y centrarse en las métricas que importan al negocio. – Mejor uso de los recursos: El enfoque en cascada a menudo requiere que los profesionales del marketing trabajen con más del 50% de su tiempo dedicado a la previsión y la planificación.

Sin embargo, dado que más del 80% de las actividades de marketing no están planificadas, el enfoque en cascada supone un gran desperdicio de esfuerzos. – Mejora de la colaboración: A medida que surgen nuevas tecnologías y canales y las necesidades de los clientes evolucionan, los responsables de marketing deben ajustar continuamente su enfoque y las estrategias de las campañas.

Sin embargo, con un enfoque en cascada, estos cambios pueden causar conflictos entre los departamentos y crear cuellos de botella en el proceso. – Mejores experiencias de los clientes: El marketing ágil permite a los responsables de marketing responder más rápidamente a las necesidades y demandas de los clientes. Esto es importante porque los clientes han llegado a esperar una gratificación instantánea de las marcas.

Cómo aplicar una estrategia de marketing ágil

– Defina sus objetivos empresariales: En primer lugar, debe comprender sus objetivos empresariales y cómo cada canal de marketing digital apoya esos objetivos. Si un canal no le ayuda a alcanzar sus objetivos, no merece la pena invertir en él. – Trazar el recorrido del cliente: Una vez que entienda sus objetivos, debe mapear el recorrido del cliente y determinar dónde deben hacerse sus inversiones digitales. – Priorizar las inversiones digitales: A continuación, debe priorizar las inversiones digitales en función de los canales que apoyan sus objetivos y el recorrido del cliente. – Despliegue una campaña de marketing ágil: Una vez que haya trazado el recorrido del cliente, puede comenzar a desarrollar y desplegar su campaña de marketing ágil. – Seguir y supervisar las campañas: Debe utilizar la analítica empresarial para realizar el seguimiento de las campañas y sus resultados. – Responda rápidamente a los cambios en las necesidades de los clientes: Cuando algo tiene éxito, debe aumentar su inversión. Cuando algo no funciona, debe reducir o eliminar su inversión.

Bloqueos para la adopción de un enfoque ágil

– Demasiados profesionales del marketing confunden lo ágil con “estar siempre esprintando”. – Datos o análisis de clientes deficientes. – Organización no colaborativa. – Demasiado centrado en los objetivos trimestrales. – Falta de apoyo de la dirección. – Falta de un calendario de marketing centralizado. – Una preferencia cultural por planificar con demasiada antelación. – Enfoque no intervencionista del marketing. – Falta de confianza en la capacidad de autogestión del marketing.

Palabras finales: ¿Es el marketing ágil adecuado para tu marca?

La respuesta a si el marketing ágil es adecuado para su marca dependerá de sus objetivos y del rendimiento de su equipo de marketing. Si no está experimentando ningún desafío con su enfoque de marketing, no hay necesidad de hacer cambios. Sin embargo, si su equipo de marketing está luchando por mantenerse al día con las demandas y expectativas de los clientes, o si está experimentando desafíos con los plazos o los presupuestos, puede ser el momento de cambiar al marketing ágil. Con un enfoque más flexible, puede adaptarse a las necesidades y demandas cambiantes de los clientes con mayor facilidad y responder más rápidamente a las nuevas oportunidades.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 4 =

0